• Webmail
  • Listas de correo
  • Conocé la universidad
  • Carreras
  • Sitio anterior
  • UNaM Transmedia
  • MapUNaM
  • Inicio
  • Noticias
  • ¿Dónde estarás corazón? Investigadores descubren el por qué del lado izquierdo

¿Dónde estarás corazón? Investigadores descubren el por qué del lado izquierdo

El Doctor Oscar Ocaña, mendocino, licenciado en Genética por la Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones (FCEQyN-UNaM), integra desde 2002 un equipo de investigadores de España. Este estudio puede ayudar a comprender el origen de malformaciones cardíacas y diseñar estrategias terapéuticas.

Durante la gestación, al igual que los demás órganos, el corazón empieza a formarse en el centro del cuerpo. Pero a medida que avanza el desarrollo embrionario comienza a trasladarse hacia la izquierda.

¿Qué mecanismo lo hace dirigirse hacia allí?
Usando modelos de ratón, pez cebra y pollo, el doctor Ocaña,junto a un prestigioso equipo de investigadores, logró determinar los mecanismos moleculares que permiten este desplazamiento.
El trabajo fue publicado en septiembre pasado en la revista Nature, una de las más prestigiosas revistas científicas del mundo.
“En este trabajo hemos descubierto por qué, durante la formación del corazón en el embrión, este órgano acaba situándose a la izquierda”, afirmó Ocaña.
Desde 2002, este profesional integra el equipo de investigación que dirige Ángela Nieto en el Instituto de Neurociencias, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Miguel Hernández, de España.

Fuerzas asimétricas
“Una vez que se forma el primordio del corazón en la línea media del cuerpo, pudimos determinar que hay dos grupos de células provenientes desde la derecha y la izquierda del embrión que migran y se incorporan a la parte posterior del corazón”, detalló Ocaña.
“Las células que migran desde la derecha son mucho más numerosas y como consecuencia de esta contribución celular asimétrica se produce un desplazamiento del polo posterior de corazón hacia la izquierda”, agregó.
Es crucial que el corazón se acomode en ese lugar para que se genere una conexión adecuada con las venas y arterias. Cuando esto no ocurre, se producen malformaciones cardíacas que no son viables.
“Para que estas células, que están en los laterales del embrión se desplacen hacia el centro y empujen el corazón, se activan de manera asimétrica, con niveles más elevados a la derecha, unos genes llamados Snail1 y Prrx1. Estos genes expresados con niveles más elevados a la derecha, son los encargados de inducir esos movimientos celulares asimétricos”, indicó.

Prevenir malformaciones cardíacas
Ocaña destacó que “el conocimiento de los mecanismos que dirigen el posicionamiento del corazón para que este pueda funcionar correctamente, nos ayudara a entender mejor el origen de muchas malformaciones cardiacas e intentar así, en un futuro, diseñar estrategias terapéuticas”.

Comunicaciones

  • Web:
    376 4480200 - Int. 284
  • E-mail:

Contactos Institucionales

Prensa UNaM