• Webmail
  • Listas de correo
  • Conocé la universidad
  • Carreras
  • Sitio anterior
  • UNaM Transmedia
  • MapUNaM
  • Inicio
  • Noticias
  • Hugo Quintanilla, integrante de UNaM Transmedia, recibió el premio Andrés Guacurarí

Hugo Quintanilla, integrante de UNaM Transmedia, recibió el premio Andrés Guacurarí

Por su labor periodística en radio, Hugo Quintanilla, jefe de contenidos periodístico del programa UNaM Transmedia recibió el viernes pasado el premio Andrés Guacurarí, impulsado por el Sindicato de Prensa de Misiones (Siprem).

Luego de una breve pausa en la entrega del 2015, el Siprem realizó la edición décimo primera de los galardones para 16 los rubros que participan de las ternas. También la fotógrafa Natalia Guerrero, graduada de la Facultad de Arte y Diseño y colaboradora de la revista El Género en Plural de la UNaM, recibió un premio por su labor.
La distinción se estableció en el 2005, con el propósito de premiar en orden al Mérito y/o Trayectoria de los Trabajadores de Prensa, buscando incentivar y destacar la labor que cotidianamente desarrollan en los medios de difusión de la provincia de Misiones.
La denominación "Andrés Guacurari" se debe al reconocimiento que el SIPREM se ha impuesto a los efectos de revalorizar al prócer y caudillo, jefe de los ejércitos guaraníes de Misiones.
Tras la premiación, Quintanilla reflexionó sobre el reconocimiento y la profesión. Contó que empezó el oficio del periodismo en 1996 como pasante en el diario El Territorio. Luego en LT17, descubrió su amor por la radio. En 2001, fue movilero de radio Express durante cinco años. En 2006, fue el encargado de armar el área de prensa del INTA y a partir de un convenio con la UNaM, realizó su primer programa de radio sobre agro en FM Universidad. En 2014,  integró el equipo de UNaM Transmedia como jefe de contenidos periodísticos. Este año, también por vínculo con la UNaM, fue convocado por la Radio Municipal para conducir “Y por casa cómo andamos”, un programa que se emite de lunes a viernes de 6 a 8 por FM 95.1. Por su labor en este espacio, Quintanilla recibió el premio Andrés Guacurarí.

¿Qué significa el premio para tu carrera?
Es muy raro y te provoca una serie de sensaciones porque a quienes hacemos radio no nos gusta que nos vean. Estoy más acostumbrado a la radio. Vos, el operador del otro lado, una productora o un productor y estar solo delante del micrófono. Esa es la magia de la radio. Este premio es una caricia al alma, que te premien por algo que le haces por gusto y desinteresadamente; y segundo que alguien reconozca tu trabajo que hoy en día cuesta tanto, que la labor del periodista, el comunicador, el productor, el locutor, sea reconocida en un ámbito, más allá de tus compañeros de trabajo, es un incentivo y te carga más de pilas.
¿Qué te gusta del periodismo radial?
Me motiva levantarme temprano todos los días y pensar con qué arranco. Generalmente, he hecho programas muy temprano. Y me motiva pensar qué puedo contarle, a las 5 de la mañana, a un tipo que se está levantando y arranca su día. Soy fanático de Dolina, me gusta usar  la literatura, más allá de las noticias diarias, para contrastar un poco, lo que significa hacer radio con la noticia contemporánea, y como los libros nos han llevado también a narrar una historia. Todos los días tenemos historias de gente común y corriente pero que son historias importantes que transcurren hoy. Me gustan mucho las historias de vida. Y la radio permite eso, tenerlo ahí al protagonista.
¿Y la UNaM cómo aporto en tu carrera?
Me ayudó un montón. Comencé la carrera de periodismo en la década del 90, fui una víctima también de los 90, estaba trabajando y no podía continuar. Y además, me ayudó también la universidad en conocer todo el ámbito literario. Porque más allá de las primeras lecturas, uno empieza a profundizar cada vez más; lo cual derivó en un libro “La tormenta y otros cuentos” que publicó la Editorial Universitaria y obtuvo un premio a nivel municipal. Son relatos ficcionales que surgen de relatos policiales que venía haciendo. Y en eso la universidad tuvo su protagonismo.
¿Cuáles son los desafíos que en materia de comunicación en la Universidad?
Transmedia es un desafío muy fuerte. Ojalá en algún momento podamos estar todos juntos, todas las áreas convocadas para poder fortalecer Transmedia. El primer año fue consolidar el estudio, el canal y el personal. Y este segundo año fue lograr múltiples pantallas: la firma de convenios con Cablevisión y Gigared, que estamos pronto a sacar un canal integro las 24 horas funcionando que está bueno y va a demandar mucha producción también y ahí creo que va a estar el rol protagónico de todos.
¿Y en cuanto a los contenidos?
En cuanto a los contenidos, va a tener un rol protagónico cada unidad académica.  Se fueron fortaleciendo las áreas de prensa de cada unidad académica. Humanidades logró a través de la Secretaría de Extensión y de ComHum tener un espacio de prensa, y la Facultad de Exactas con Info Exactas. Creo que de a poco van dimensionando el rol y la importancia de la comunicación. El aporte de los contenidos es fundamental en cada una de las unidades académicas. Abrir la jugada para que todos participen y contar lo que hacemos, dónde vamos y qué es lo que pretende la Universidad en ese feedback, en esa retroalimentaicón que tiene con la sociedad.
Este año se hicieron tres programas: “Al día”, un programa periodístico con personalidades de la universidad; “Bien ahí”, un magazine que causó sensación porque se vio que desde la Universidad también se pueden tocar temas divertidos; y el resumen de noticias a cargo de Jorge Castro.
¿Cómo ves al periodismo misionero?
Me encanta, lo disfruto y creo que el que se siente frente a un micrófono y tenga ganas de decir algo me parece que está re bueno. Tenemos que bregar siempre por la libertad de expresión, y que los pibes egresados de la facultad tengan posibilidades de trabajar en un diario, en la radio o en una página web. Hoy todo es comunicación, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Por ahí la radio va quedando relegada ante las nuevas tecnologías, pero me parece que en lo nuevo los pibes le tienen que poner ganas porque hay mucho por hacer y por contar. Ser los escribas como eran en Egipto; ser los transmisores de esa cultura que tenemos, y que ese suspiro tan chiquito que tenemos en esa inmensidad del universo, lo podamos contar.

Comunicaciones

  • Web:
    376 4480200 - Int. 284
  • E-mail:

Contactos Institucionales

Prensa UNaM