• Webmail
  • Listas de correo
  • Conocé la universidad
  • Carreras
  • Sitio anterior
  • UNaM Transmedia
  • MapUNaM

La higiene personal en la primera infancia

Un grupo de estudiantes y docentes de la escuela de Enfermería enseñan buenas prácticas de higiene y cuidado personal a niños desde los 8 meses a los tres años. La actividad ha generado un impacto positivo tanto en los pequeños como en sus familias ya que los hábitos repercuten en mejores condiciones de salud.

Los estudiantes de 3er año de la carrera de Enfermería de la Universidad Nacional de Misiones vieron la necesidad de contar con un campo de práctica externo a lo que son las instituciones de salud de segundo nivel, como el Hospital de Pediatría, en el que vienen trabajando. Por ello desarrollaron un proyecto Profae (Programa de Fortalecimiento a Actividades de Extensión) el cual ya se aprobó y es financiado por la UNaM.

Ante esa necesidad, la docente e investigadora de la Escuela de Enfermería, Viviana Galarza, junto a estudiantes de la cátedra de enfermería infanto-juvenil se acercó a un Espacio de Primera Infancia (EPI) con la idea de aportar desde la Escuela conocimientos y concientización sobre conductas saludables en los niños y sus padres.



Con esta propuesta se decidieron conseguir fondos, los cuales fueron otorgados por la UNaM, para hacer la articulación. A partir de allí comenzaron a trabajar desde el mes de septiembre en el tema de higiene corporal y lavado de manos con chicos de 3 años mediante obras de teatro, videos educativos, sketch y exposiciones lúdicas para captar la atención de los pequeños.

Todas fueron propuestas originales de los alumnos de enfermería y según lo que relata la docente “el arte en los estudiantes está tan presente que además ellos realizaron letras de canciones para estimular a los niños a hacer actividades como por ejemplo el lavado de manos y de uñas”.   

En cada encuentro que tuvimos en estos espacios con los niños, los grupos de trabajo de estudiantes de la carrera identificaban la necesidad y verificaban el diagnóstico que requerían en ese momento los niños y trabajaban un taller o producción por semana. Así es como se abordaron los temas de higiene general, higiene bucal, higiene del cabello (pediculosis específicamente), higiene de uñas de manos y pies y alimentación saludable”, describió Galarza.

Para finalizar, la entrevistada dijo y resaltó que “la idea es empoderar a través de lo lúdico a los niños y sus padres para el cambio de conductas”.

Comunicaciones

  • Web:
    376 4480200 - Int. 284
  • E-mail:

Contactos Institucionales

Prensa UNaM